Seres codificados.

Estándar

Mi amiga llega corriendo a la esquina donde estoy parada sin saber a donde mirar o donde irme a sentar, acababa de estallar emocionalmente con el ambiente social de la universidad y solo quería salir de hay, menos mal tenía a Ana para tranquilizarme.

Déjelos en su caja de cristal, déjelos crecer cuando ustedes gusten, déjelos con pensamientos cerrados, perdón…quise decir formar la nueva generación conservadora que solo se basa de pocas palabras para tildar a los demás para formar cuentos inventados y sobre todo hablar de su ignorancia para convertir sus ideas cizañeras en palabras con sus cómplices, que basta con decir no a su sí para señalar.

Si hubiera la posibilidad de llegar a agradarnos es cuando tenga su propio criterio, cuando pueda poder abrir su vida a su antojo, cuando no tengo que estar a costa de los demás y sus idiosincrasias, cuando como dicen vulgarmente “viva su vida y no la de los demás”…si ese día llega, usted se podrá llamar persona.

Luego de un 19 de octubre

Estándar

Por esos instantes en que le da a la palabra extrañar volverse verbo con usted extraño demente

pero se sabe que es perjudicial volver a interactuar

Usted no me sirve a medias, no sirve que sea ajeno.

¿Entonces para qué intenta mantener “algún contacto” si nadie se lo ha pedido, si nadie lo ha buscado?